Tamaño texto

Los retos del talento en la logística

En busca del talento logístico

El sector logístico en España está en crecimiento. En la actualidad emplea a 900.000 personas y representa una cifra de negocio que ha crecido hasta el 9% con respecto a 2016. Los expertos prevén que la evolución siga siendo positiva, gracias al buen comportamiento de la economía y a los avances tecnológicos que se están introduciendo en la cadena de suministro. Yolanda Gómez, consultora senir de Búsqueda y Selección de la firma Hudson, da las claves del talento logístico.

Las nuevas tecnologías y el auge de la conectividad están impulsando el comercio electrónico y éste, a su vez, está revolucionando la industria.

Por otro lado, la necesidad de optimizar las operaciones logísticas en el actual entorno de competitividad está obligando a implementar nuevas herramientas de gestión y metodologías de mejora continua en todos los procesos. El actual marco de transformación de la logística hace que se necesiten profesionales que aporten nuevas habilidades y conocimientos.

El desarrollo de una cultura digital en los empleados es un reto importante, pero no el único. Se requieren nuevas habilidades, especialmente relacionadas con la gestión, que deben ser los principales motores del cambio. Ellos serán quienes ayuden a dar un giro hacia un modelo más enfocado en el cliente, que determine qué orientación deben seguir las organizaciones y qué tipo de servicio deben dar, aportando los medios para hacerlo realidad.

Talento profesional

Las empresas logísticas se encuentran con un reto a la hora de contar con el talento adecuado al escenario actual. Para afrontarlo, es fundamental identificar y definir las competencias que deben tener los nuevos profesionales.

Por ejemplo: los gestores que participen de forma más activa en la implementación de los cambios deberán con buenas habilidades relacionales, de influencia y liderazgo. Para ser un promotor del cambio, es necesario tener capacidad para influir y motivar a las personas, así como una visión que vaya más allá del ámbito de la propia responsabilidad.

También es importante trabajar en equipo e influir de manera transversal en la organización, dar ejemplo, ser inspirador y fomentar la colaboración entre diferentes áreas para facilitar la implementación de nuevas formas de hacer las cosas. Por otro lado, también se necesita una buena capacidad de análisis, con el fin de detectar a tiempo posibles complicaciones u obstáculos y poder tomar medidas correctivas.

Para encontrar este nuevo talento, las empresas logísticas buscan en entornos profesionales (sectores, negocios, compañías) que hayan pasado por procesos de transformación, y en los que haya sido necesario poner en marcha este tipo de habilidades. Unos entornos en los que el cliente esté en el centro del negocio y determine todas las actuaciones.

También será clave mejorar la marca de empleador del sector logístico, lo que permitirá cambiar la percepción de algunos profesionales que ven el sector de la logística poco atractivo. Se prevé poner el énfasis en la transformación de la industria, los nuevos avances tecnológicos y las nuevas habilidades que se solicitan, así como contar con líderes inspiradores capaces de atraer y fidelizar el mejor talento.

Por último, será necesario ofrecer planes de desarrollo de carrera y de remuneración más competitivos. Para mejorar el atractivo de los modelos retributivos, éstos deben tener en cuenta conceptos como el salario emocional e incluir programas de incentivos que se centren en la consecución de los objetivos.

Los empleados logísticos

Respecto al talento interno ¿cómo hacer que los profesionales con los que ya se cuenta en las organizaciones del sector logístico se conviertan en aliados del cambio? Identificar el talento interno y conocer el potencial "oculto" de los empleados es clave para ayudar a desarrollarlo de forma acorde con los cambios a implementar.

En este sentido, es útil la aplicación de herramientas como el Assessment Center para poder dibujar un mapa de talento que detecte el potencial de cada profesional, así como definir el recorrido a llevar a cabo para desarrollarlo.

Formar a los equipos en habilidades específicas, así como en el uso de las nuevas tecnologías, será de vital importancia para poder contar con el talento adecuado a las necesidades del sector logístico. En caso de buscar un cambio rápido, es posible implementar un centro de acelerador de competencias que permite una toma de conciencia rápida de las habilidades a mejorar y establecer pautas prácticas para conseguirlo.

Los nuevos retos del talento en el sector logístico exigen poner la gestión de los recursos humanos en un lugar preferente en la agenda de las empresas, contribuyendo al desarrollo de organizaciones con una mayor capacidad de respuesta y adaptación a los cambios constantes del mercado que aún están por venir.

 

Buscador de Noticias